Salva los próximos meses del año. Usa este método de 4 pasos.

Oct 2, 2018

Los próximos 8 meses son claves para terminar el año diciendo: ¡Conseguí lo que me había propuesto a principio de año! ¡Soy fabulosa!

Si este año te queda un objetivo que te propusiste y no has intentado alcanzarlo aún o lo llevas muy atrasado, te propongo este método flash para alcanzarlo aprovechando estos 90 días que quedan para terminar el año. 

Pero debes ser muy rigurosa o riguroso en seguir el método de 4 puntos. Sino terminarás perdiendo este año la oportunidad de conseguir lo que realmente quieres conseguir. 

Te quedan 90 días de oro. 

1. Elige un objetivo claro y muy preciso.

Es muy importante elegir un objetivo extremadamente claro. 

Por ejemplo:

– Aumentar mi lectura de libros importantes que me permita aprender X

– Iniciar mi diario de reflexión 

– Alcanzar mis ventas que llevo muy atrasadas 

– Aumentar el ejercicio físico 

– Tratar mejor a mi equipo de trabajo 

– Aprender a cocinar comida italiana 

– Crear un nuevo producto, servicio o sistema. 

2. Decide precisamente el resultado a conseguir.

Definir claramente los resultados que deseas para el último día de los 90 totales.

En Los ejemplos:

– Leer 6 libros altamente importantes para el tema X. 

– Escribir cada noche 10 minutos para reflexionar sobre lo bueno y lo malo.

– Llegar el día 90 al valor de las ventas que me he propuesto conseguir.

– Subir de 15 minutos a 30 minutos el ejercicio diario cada uno de los 90 días. 

– Hacer una reunión de trabajo por semana sólo enfocado en conversar con mi equipo para entender cómo están y cómo se sienten. Escuchar mucho. 

– Cocinar una receta de cocina 1 vez por semana. Alcanzando 12 comidas en 90 días. 

– En 90 días crear una aplicación móvil que resuelva el urgente problema Z al interior de mi empresa. 

3. Enfoca tu agenda con un rayo láser.

Ahora toma tu agenda digital o física y despliega una semana de lunes a domingo. Define los espacios exactos de día y lapso de tiempo en que harás las actividades que te conducen a tu objetivo cuantificado en el punto anterior. 

En algunos casos cada objetivo lo deberás subdividir en más de una tarea. 

Haz creado tu agenda de acero. En esos lapsos muy bien definidos concéntrate intensamente cuando desarrolles las actividades. Apaga el smartphone o déjalo en otro lugar. 

Interviene tu ambiente para encontrar un lugar que te ayude positivamente a hacer lo que tienes que hacer, ya sea si es personal o en equipo. 

Modifica la agenda sólo para sintonizar mejor la ejecución de las actividades. 

En en los ejemplos:

– Para leer por ejemplo un libro de 280 páginas cada dos semanas suponiendo que lo harás de lunes a domingo, tienes que leer 20 paginas por día. Entonces cada día eliges una hora que te acomode para leer tu libro. Por ejemplo te despiertas y ejecutas la lectura de 6,30-7,30 PM cada día por 90 días. 

– Para escribir tu diario de reflexiones cada día apartas 15 minutos en la noche para escribir tus reflexiones y aprendizajes. Por ejemplo 15 minutos antes de dormir, de 10,00-10,15 PM. Esto lo puedes hacer por ejemplo de lunes a viernes. 

Lo mismo se aplica para los otros ejemplos. 

4. Celebra los pequeños éxitos.

Despliega un calendario de 90 días en la muralla de tu oficina o el lugar que elijas o en tu smartphone para ir viendo los progresos. 

Cada vez que consigas el resultado de tu agenda, exclama: ¡Soy extraordinaria! Levanta los brazos y celebra 15 segundos. Esto le informa a tu inconsciente que has generado un premio. 

Los pequeños éxitos van generando progresos y su pequeña celebración va creando un ritual que te creará motivación, confianza y realidad. Te comenzarás a sentir muy bien. 

Cada vez que termines tu actividad diaria coloca un OK en tu calendario, de manera que mientras progresas vas auto creando sentido de avance, esto le encanta a nuestro cerebro. 

 

 

En el acelerado mundo que vivimos, con la automatización y algoritmos inteligentes protagonistas de nuestras vidas, las personas que sean capaces de conseguir sus desafiantes objetivos serán capaces de ganar.