Falla Temporalmente. Los 8 Pasos para convertir fracaso en Éxito.

May 13, 2019

Esta de moda escuchar que fallar es bueno para crear, innovar y emprender.

Pero no todas las fallas crean éxito. Realmente la mayoría crean fracaso.

La falla a “tontas y a locas” sin detenerse a reflexionar para analizar lo que hemos aprendido, de modo de corregir rumbo, no conduce a nada bueno. Por el contrario lleva a cometer los mismos errores una y otra vez.

Me preocupa ver cómo muchos equipos emprendedores en startups y empresas fracasan reiteradamente en sus emprendimientos cometiendo los mismos errores. Nunca logran avanzar porque nunca aprendieron nada de su fallas.

El fino arte de fallar esta altamente relacionado con un importante grado de sorpresa, deliberada reflexión, activo aprendizaje y rápido cambio en los supuestos invalidados que provocaron esa falla.

Es muy duro para el ser humano invalidar supuestos que creía correctos.

Muchos incluso se auto convencen diariamente que sus supuestos e hipótesis son correctas y viven del autoengaño. Incluso inconscientemente. Y lo peor crean productos que que no le interesan a nadie.

A nuestro cerebro le cuesta mucho enfrentar que sus supuestos claves hayan sido atacados y destronados. Necesitamos desesperadamente tener la razón.

El sistema nos ha enseñado por años a que no se debe fallar, por lo que cuesta mucho escapar del golpe emocional y comenzar a aprender, luego del debido funeral.

¿Y entonces qué hago con las fallas?

Fallar nos permite aprender y ajustar rumbo para avanzar. Es la mejor forma de descubrir soluciones a problemas en un mundo altamente incierto. Fallar y aprender es una dupla que debe estar pegada con el mejor pegamento.

Debes empujar la falla cuando no sabes por donde está el camino. Especialmente cuando buscas lo nuevo, lo diferente.

¿Por qué tendemos a tener tanto miedo a fallar?

Esto sucede porque las empresas y organizaciones de todo tipo acostumbran estar ancladas en el modelo mental de la revolución industrial que fue creado para operar linealmente, con producción masiva y tareas repetitivas de modo de generar el mínimo de errores en la producción. Esto a través de estructuras organizacionales rígidas y verticales donde “el jefe” manda y castiga cualquier cambio en el status quo imperante. Los límites son muy bien establecidos y salirse es penado casi con cárcel.

Ese modelo mental está tan inserto en los algoritmos biológicos de nuestro cerebro que todo lo vemos bajo una perspectiva de ganar o perder. Donde el error no es bueno porque creemos que sólo traerá el fracaso total del sistema. Y además seremos mal vistos, apartados o incluso despedidos.

Tan fuerte es este modelo mental que profesionales que escapan de sus empresas para crear otras para cambiar sus vidas y crear algo con valor terminan cometiendo el error de continuar con el mismo modo de pensar del que escaparon. Y nuevamente crean un sistema antiguo pero que muchas veces parece novedoso.

Si quieres realmente crear nuevas empresas y productos que realmente cambien el status quo imperante deberás moverte a un modelo mental donde la falla es un activo para aprender y avanzar, especialmente en ambientes altamente inciertos como los que vivimos. Deberás cambiar intencionalmente.

La mala noticia es que empresas como Google, Uber, Amazon o startups qué nacieron con un modelo mental de última generación te llevan tanta delantera que deberás aprender rápidamente a fallar sucesivamente y aprender intensamente.

Estas empresas y startups todas las mañanas te dicen “gracias por llegar tarde”. ¿Lo has escuchado tipo 7 de la mañana?.

Las 8 pasos para convertir falla en éxito:

1. Crea falla temporal en el avance por descubrir lo nuevo.

2. Abraza y adora la sorpresa como medio de generación de nuevos insights.

3. Enlaza falla y aprendizaje con pegamento de ultima generación.

4. Reflexiona deliberadamente para entender bien la falla sucedida. Para eso acepta abundante feedback de terceros y usa el pensamiento crítico intensamente.

5. Cuando sea necesario cambia curso sin problemas. No olvides que el camino al éxito irá temporalmente de funeral en funeral.

6. Deja que la persistencia, obsesión y resiliencia te permitan transformar emociones negativas en positivas luego de una falla, lo que te dará la fuerza cuántica para continuar el camino iterativo experimental.

7. Mientras construyes tu producto o servicio que cambiará el mundo estructura y clarifica muy bien qué supuestos e hipótesis intentarás probar. Solo cuando las tengas muy bien definidas procede a correr los experimentos que te permitan probarlos o invalidarlos. Lo más probable es que invalides muchos supuestos. Haz comenzado a encontrar por donde no debes avanzar.

8. Ahora hazte las siguientes preguntas, ¿qué sucedió con mi supuesto? ¿qué puedo aprender de la invalidación? ¿qué lecciones aprendidas debo ocupar para seguir avanzando?.

Nunca olvides que no comenzar es una falla permanentemente.

No olvides que dejar de avanzar y tirar la toalla es fallar permanentemente.

Si quieres crear lo nuevo debes cambiar desde un modelo mental rígido y lineal a un modelo mental abierto, de experimentación, aprendizaje y reflexión deliberada.

Si tu empresa, startup u organización vive con el modelo mental rígido y lineal propio de la revolución industrial de hace más de 100 años deberás hacer algo simple pero complicado de hacer: cambiar el modelo mental imperante. Sino prepárate para la gran embestida que vendrá en los próximos años. Y que ya muchas empresas e industrias viven hoy.

¿Vas a crear el próximo Google o morirás como un Blockbuster?

¡Tu decides!