¿Eres competente? ¡Cuidado!

Ago 23, 2017

Las empresas premian y aplauden apasionadamente a los competentes. Esto enorgullece a los premiados, ya que están haciendo las cosas “como deben ser”. Los competentes son los que mueven la máquina.

La gente es entrenada, movilizada y evaluada para ser competente. Esto con el propósito de generar la familiaridad necesaria para hacer funcionar el status quo. Así las personas se sienten cómodas y con menos miedo para hacer sus actividades.

La competencia es el “gran logro” de las organizaciones creadas en la revolución industrial. Hacer las cosas bien y a la primera. Donde la burocracia es la gran herramienta para que todo funcione.

Grandes grupos de profesionales trabajan en este ambiente “familiar”, donde cada día es parecido al día anterior.

Pero los acelerados cambios que vivimos hacen que lo que nos acomoda hoy sirva cada vez menos.

La clave: Crear incompetencia.

Los profesionales de empresas, freelancers y emprendedores deben auto crearse incompetencia. Esta es la fuerza que pone el sistema de aprendizaje en movimiento para aprovechar y poner de tu lado los cambios, con el fin de generar innovación y éxito. Sino las empresas pagarán un precio muy alto en Latinoamérica en los próximos 3-5 años.

Los competentes no son casi nunca los grandes innovadores.

Sólo basta recordar las empresas de medios de comunicación, las empresas fotográficas y tantas otras que fueron disrumpidas por no crear y liderar ellos mismos el cambio. Y cuando despertaron ya no existían. Les encantaba lo competente de sus profesionales.

Piensa en Steve Jobs, quién fue Director General de Apple, pasaba de “competencia en competencia”. Nunca se quedaba estático, siempre buscaba aprender intensamente de las incompetencias necesarias que le permitieran saltar al siguiente nivel. Y dejar muchas industrias competentes en el camino.

Yo se que tú vislumbras que las cosas deben cambiar, que el status quo se está derrumbando y que el mundo avanza hacia zonas que nadie imaginó. La creación y gestión de la incompetencia es tu gran oportunidad.

Es vital que los profesionales que se sienten competentes se hagan 3 preguntas:

1. ¿Creo que podré mantener mi cómoda posición de competente en los próximos 3 años dado los acelerados cambios?

2. ¿Qué debo hacer para salir de la zona de confort generando incompetencias necesarias?

3. ¿Cómo hago para que mi equipo entienda y viva la incertidumbre a través de la creación y gestión de la incompetencia para crear cambio e innovación?