Cambia tu Entorno. Cambia tu Vida

Feb 20, 2018

Una de las formas más exitosas para crear hábitos o destruirlos es adecuar o intervenir el entorno de forma simple de modo que ocurra o no ocurra la conducta que uno desea.

Es importante destacar que una conducta específica se compone de una persona, una acción y un contexto donde la persona desarrolla la acción. 
Cuando quieres bajar de peso una buena solución es mantener el refrigerador sin alimentos que perjudiquen tu dieta. La idea es que cuando sean las 10 de la noche y te den muchos deseos de comer no haya alimentos que te hagan mal para tu dieta. O si quieres tomar agua constantantemente haya un jarro de agua en un lugar que veas continuamente, por ejemplo al lado de tu computador de trabajo o encima de la mesa de tu velador.

Modificar el ambiente es tremendamente efectivo para no tener que tomar decisiones que acarreen autodisciplina o fuerza de voluntad entre decisiones que compiten. Esto facilita la toma de decisiones sin fricción. Lo importante es acomodar el ambiente para que te permita con más facilidad conseguir tu objetivo de largo plazo a través de facilitar la acciones de corto plazo y no caer en procrastinación y fatales arrepentimientos. La simpleza es clave a loa hora de generar cambios.

Lo más interesante es que esta conducta termina automatizándose y sucediendo inconscientemente y eso te deja espacio consciente para tomar otras decisiones y completar tareas.

¿Por qué no crear más hábitos positivos que ya muchos tienen, como lavarse los dientes?

No olvides que nuestro ambiente está lleno de gatilladores o señales, algunas veces beningnas y muchas veces malignas, que impulsan tu conducta para bien o para mal en el avance de la concreción de tus objetivos. Al comprender cómo estas señales te afectan, puedes aprender a reconocer y controlar su influencia. Y tan importante como eso, puedes aprender a usar esas señales para darle forma a los objetivos de tus empleados, amigos, estudiantes, niños y clientes.



Paso a detallar 10 modificaciones del entorno que facilitarán tu vida enormemente y te permitirán conseguir más fácilmente tus objetivos y transformar conductas en hábitos:



1. Invierte un pequeño porcentaje de tu dinero a través de un descuento automático que haga cada mes tu banco, fondo mutuo o casa de bolsa. Ya no tendrás que tomar la decisión de invertir cada mes.

2. Elimina de tu refrigerador todo alimento y bebida que no puedas o quieras consumir. Esto te facilita no tener que tomar la decisión y no fallar en elegir algo que te hace mal, especialmente en la noche y en la mañana.

3. Elimina de tu vida personas que te impulsen a hacer actividades que no quieres hacer. Si quieres tener conversaciones de mejor nivel júntate con personas con quien puedas hacerlo en forma más enriquecedora.

4. Achica los tamaños de los platos de comida de manera que las porciones de sean menores y te alimentes con con menos cantidades. Esto ayuda enormemente al control del sobrepeso.

5. Remueve el cargador de tu celular del velador de tu cama y ponlo en otra pieza. Eso te permitirá cargar el smartphone en otro lugar e iniciar tu sueño y comenzar tu día más relajada.

6. Compra o adopta un perro para estar más acompañada. Los perros crean o aumentan las emociones positivas en personas que se sienten solas sin tener que hacer grandes esfuerzos.

7. Elimina alertas innecesarias de tu celular, computador o tablet que sólo hacen que te desenfoques en momentos que necesitas estar muy concentrado.

8. Coloca una linda y grande foto de tu mamá en la entrada de tu casa para que te acuerdes de llamarla muy seguido y le preguntes como está.

9. Dispone en la pantalla de tu computador una frase que te haga vibrar y emocionar positivamente, de manera que cuando la veas te acuerdes que eres creativa, persistente y emprendedora. Usa frases de Steve Jobs, Richard Branson o Sheryl Sandberg.

10. Si quieres aumentar en tu equipo el consumo de frutas cambia las naranjas por plátanos. La dificultad de pelar las naranjas hace que baje el consumo enormemnnte. Coloca una bonita fuente en un lugar que sea vea, especialmente a media mañana y media tarde. 

Prueba. Testea. Refina. Modifica.