10 ejercicios para salir inmediatamente de la zona de confort

Oct 30, 2017

La mejor forma de salir del status quo es estar haciendo constantemente ejercicios para salir de la zona de confort. Son retos diarios que ejecutas para estar ahí donde se come tierra, donde las grandes cosas pasan, preparándote para abordar el cambio que necesitarás los próximos 5 años en este tsunami de grandes cambios que vivimos. No olvides que salir de la zona de confort es un estilo de vida que se aprende practicando.
 
Te paso a relatar 10 ejercicios que uso personalmente para estar constantemente fuera de la zona de confort.
 
1. Toma una ducha bien fría una vez a la semana. Para mi es realmente un golpe fuerte ya que no me gusta el agua helada. En ese momento respira 5 veces suavemente, pero profundo. No uses agua caliente luego del agua fría.
 
2. Duerme una siesta de 20 minutos con una pelota pequeña que cuelgue de tu mano con el brazo estirado hacia el suelo. Una vez que te quedas dormida tu mano soltará la pelota y te despertarás abruptamente. En ese momento intenta solucionar un problema que haz identificado antes de quedarte dormida. Verás cómo entras en una zona de tu cerebro relacionada con el inconsciente muy diferente. En 20 minutos lo puedes hacer dos veces.
 
3. Anda a una calle muy concurrida de una ciudad y lleva un taburete pequeño que te eleve unos 50 centímetros del piso. Súbete y comienza a hablar de algún tema interesante para el tipo de concurrencia de la calle elegida, por ejemplo yo uso la felicidad como tema. Hazlo por 45 minutos en voz alta e intenta que unas 100 personas se junten a escucharte. Inspíralas.
 
4. Una mañana a las 8AM en pijama aun y usando unas pantuflas grandes de osito concurre a un supermercados a comprar algo que necesites. Saluda a la gente amablemente. Si hace frío usa una buena bata.
 
5. Toma un problema muy complicado que tenga la humanidad y genera 100 ideas de solución en 1 hora. Anota detalles de cada una. Menos de 100 no sirve.
 
6. Compra 150 caramelos pequeños y recorre una calle y tu oficina regalándolos. Cuando te pregunten por qué lo haces diles que para hacerlos el momento un poquito más agradable.
 
7. Anda a una sucursal de un banco, telefónica u otra y en forma muy sutil enséñale a la gente que atiende por qué atender bien a sus clientes es tan importante. Intenta estar 3 minutos con 5 personas por separado. Las idea es que te vean como un servidor de una causa perdida.
 
8. Sube a un ascensor atestado de gente y párate en el centro mirando hacia la pared opuesta de la puerta del ascensor, es decir justo en la posición contraria a como está parada la gente. Ojalá sea muy temprano. Hazlo 5 veces seguidas. Si te dicen algo no respondas sólo sonríe levemente.
 
9. Anda donde tu jefe, socia o compañero de trabajo y dile que tienes una gran solución para el problema que tu ya sabes tiene y que no se ha podido resolver. Dile que ya tienes una solución fantástica pero que se la contarás al día siguiente (por el momento tu solamente sabes que no tienes nada). Tienes 24 horas para crear una solución interesante e ir a contársela con algunos detalles claves.
 
10. Un día determinado come solo lo que odias comer. No cedas. Todo el día. Sólo come algo diferente a partir del día siguiente.
 
Yo acostumbro todas las semanas a inventar algo que me saque de la zona de confort. Algunas que mejor no contaré aquí. A veces el desafío es de media hora, otras de dos semanas, 2 meses y muchas veces de 5 años.
 
Verás cómo te comienza a cambiar la vida.