¿Sustituirá tu trabajo un robot? Es hora de transformarse en un Centauro

Abr 25, 2018

Los trabajos que realizamos son una combinación de diferentes tareas y actividades. Esas actividades se dividen en físicas o mentales. Muchas de esas actividades han sido reemplazadas por robots simples y complejos desde hace muchos años, donde el incremento de la eficiencia y productividad ha sobrepasado por lejos a la de los humanos.

Piensa en robots simples como las máquinas de lavar, máquinas de helados, máquinas que construyen autos, etc. Cuando a esas máquinas les comenzamos a sumar inteligencia artificial (desde ahora usaré AI para referirme a la inteligencia artificial) creamos sistemas inteligentes que son capaces conducir autos, predecir cancer en radiografías, construir y gestionar portafolios de inversión para millones de personas, escribir noticias para los medios de comunicación más importantes del mundo, reconocer criminales en la calles, crear remedios especializados para enfermedades muy específicas, atender personas en servicios al cliente de miles de empresas, predecir qué productos y servicios queremos y podría estar todo el día poniendo ejemplos que se viven día a día y que seguramente varios de ellos ni te has enterado aún.


Piensa en la inteligencia artificial que se usa en estos momentos como algoritmos computacionales que son entrenados con muchísimos datos para que sean capaces de predecir y sigan auto-entrenarse para ir mejorando sus predicciones. Por ejemplo tu smartphone y sus aplicaciones móviles están repletos de sistemas inteligentes que te permiten hacer cosas impensadas hace muy pocos años.

Sí debo dejar claro que todavía pasarán algunos años para tener robots súper inteligentes como los de las películas Terminator, Ex-Machina o Her (las puedes ver en Netflix) que reemplazarán totalmente al ser humano.

La inteligencia artificial es la nueva electricidad. En la medida que se la sumamos a un automóvil por ejemplo, tenemos el auto que se conduce solo. Hemos logrado un sistema inteligente y muchísimo más eficiente que los automóviles comunes. Y será en 5 años la tónica en muchas rutas del mundo. Y debemos decirlo con todas sus letras, esto terminará con los trabajos de muchísimos conductores de autos, camiones y otros vehículos.

La preguntas claves en estos momentos son, ¿terminarán con tu trabajo los sistemas inteligentes con AI? ¿Qué hacer hoy para afrontar este tsunami? 

Como todos sabemos vivimos en un mundo altamente cambiante e incierto, donde empresas peuqeñas con equipos con alta determinación y también grandes compañías que entendieron la inteligencia artificial están creando un presente y futuro asombroso. Estas empresas tienen líderes de última generación que viven cambiando y creando la revolución post-digital o revolución AI.

¿Terminarán con tu trabajo actual los sistemas inteligentes con su potente inteligencia artificial? Absolutamente sí. Lo acabarán o lo cambiarán.

Primero sustituirán los trabajos físicos y mentales repetitivos que requieren grandes cantidades de datos para operar. Debo decirte sinceramente que estos sistemas son capaces de hacer estos trabajos mucho mejor que nosotros. El trabajo repetitivo y altamente eficiente es para las máquinas.


¿Dónde no son buenas las máquinas inteligentes? En las actividades ineficientes típicamente humanas donde “perder el tiempo” es la tónica.

Me refiero a donde requerimos generar muchas hipótesis, experimentar y equivocarnos para descubrir soluciones a problemas. Donde un sinnúmero de experimentos fallan hasta quizás nunca poder resolver un problema. Pero es la forma que tenemos de aprender y que es necesaria para avanzar en muchos campos y resolución de problemas. Es un proceso inherentemente ineficiente pero absolutamente necesario. El ser humano es bueno en esto. Y no se miden sus resultados por parámetros típicos de productividad y eficiencia. Son trabajos que requieren juicio, toma de decisiones sofisticadas, creatividad e innovación, experimentación y relaciones sociales muy intensas


¿Qué hacer hoy para afrontar este tsunami que ya muestra sus primeros vientos y oleadas y sin piedad? 
Transformarnos en Centauros. 

En la mitología griega, los centauros son una raza de criaturas con la cabeza y la parte superior del cuerpo de un hombre, y las piernas y la parte inferior del cuerpo de un caballo. Combinando la destreza y la inteligencia de los humanos con la velocidad y la resistencia de los caballos.

Para nosotros hoy el Centauro es una mezcla de hombre y computadora, con la creatividad, experimentación e intuición de un ser humano y la potencia computacional de un sistema inteligente con AI.


El mejor ajedrecista del mundo no es un algoritmo inteligente funcionando solo ni una persona jugando sola, sino un ajedrecista profesional usando toda su inteligencia y trabajando en conjunto con un algoritmo computacional entrenado para jugar ajedrez. Trabajan en equipo. Ese ajedrecista se ha transformado en un Centauro.


El mejor trabajador en muchas plantas de producción no son personas o robots sino humanos trabajando en conjunto con robots con inteligencia artificial. Cooperan, conversan y cada uno hace lo que sabe hacer muy bien.

Los mejores radiólogos del mundo no son doctores o algoritmos de inteligencia artificial sino un médico + AI. El sistema AI es mucho mejor detectando cáncer en una radiografía. El médico por su parte es mucho mejor haciendo preguntas claves, explorando, interactuando con pacientes.

Soy absolutamente optimista respecto a que los Centauros, personas y equipos que se asocian con sistemas con algoritmos computacionales entrenados, podrán resolver problemas que nunca antes se pudieron resolver. Y serán ellos los que comanden los nuevos trabajos que aún ni siquiera existen.

Esto significa que en los próximos años serás remunerado por cuán bien trabajas con sistemas inteligentes. 

¿Y qué habilidades debes aprender o aumentar notablemente?
Todo lo relacionado a lo muy humano. Habilidades sociales e interpersonales, habilidades de experimentación, habilidades relacionadas al pensamiento crítico, habilidades relacionadas con la creatividad e innovación y habilidades relacionadas con el trabajo en equipo con personas y sistemas inteligentes. Pero no me refiero al típico denominado “trabajo en equipo”. Es una nueva forma, una nueva forma de pensar. Ya no es lo que solía ser.

Todo se está moviendo muy rápido. Pero no olvides de ser tú protagonista del cambio. Haz los cambios y no te quedes con las manos vacías.
 
Sé un Centauro.