COVID-19 / ¿VAS A PIVOTEAR? TEN PRESENTE ESTO PRIMERO.

May 6, 2020

Lo primero que debemos decir es que pivotear es cambiar de dirección pero no cambiar la visión de tu emprendimiento o startup.

La visión de tu startup es la interpretación de cómo será el mundo en el futuro, cómo tu empresa será parte de ese futuro y cómo cambiará con su aporte. La visión visualiza un futuro, donde los fundadores ven una brecha positiva con respecto al presente. Ellos tienen una necesidad imperiosa de eliminar esa brecha y aprovecharla a su favor.

A partir de la visión los fundadores y emprendedores crean una estrategia para alcanzar esa visión en 5 o 10 años. Esa estrategia es la que les permite descubrir via experimentación sucesiva si la visión es compatible con la realidad o se han engañado a si mismos.

Esa estrategia es su modelo con un conjunto de supuestos que incluye sus clientes, su propuesta de valor, su producto o servicio, su modelo de ingresos, su motor de tracción, etc.

Las startups para encontrar un mercado usan la experimentación sucesiva para ir validando e invalidando los supuestos más riesgosos de su estrategia y van generando todo el aprendizaje que les permite avanzar.

En ese viaje de ejecutar la estrategia nos encontramos con startups que encuentran un mercado para su producto y otras que buscan afanosamente encontrarlo (product/market fit). Es en ese viaje donde las startups batallan día a día invalidando y validando supuestos, lo que provoca que tengan que modificar muchas de las cosas que hacen y piensan.

¿Y qué es entonces pivotear? Es cambiar de dirección sin cambiar la vision. Es cambiar una parte de tu estrategia ya que has invalidado algo muy clave de ella.

Pivotaer puede ser un cambio de dirección en el tipo de clientes que sirves, en la tecnología que usas, en el motor de tracción de clientes, en el problema qué estás solucionando. Muchos pivots transforman una característica del producto como su producto principal o a veces el producto principal termina siendo una parte de un nuevo producto.

Cuando francamente cambias de visión es cuando cambias totalmente de negocio. Si pivotear es duro, cambiar de visión es aún más.

Entonces la pregunta clave que tienes que hacerte en estos momentos de alta incertidumbre y volatilidad es:

¿Realmente voy a pivotear o voy a cambiar de negocio?

¿Si voy a pivotear qué cambio de dirección en la estrategia experimentaré?