Cómo hacer del 2020 el mejor año de tu vida. Los 8 pasos ineludibles.

Dic 6, 2017

El mejor año de nuestras vidas será uno donde cumplamos un sueño que sea realmente importante para nosotros, y que esté plenamente alineado con nuestro propósito de vida, haciéndonos avanzar dramáticamente.

Tener el mejor año de nuestras vidas requiere hacer algunas cosas para que ese gran sueño realmente suceda, esto significa ejecutar lo que necesitamos hacer para conseguirlo.

Es recurrente escuchar muchas personas que al inicio de cada año se proponen hacer un gran cambio en sus vidas y conseguir algo extraordinario y al final del año quejarse que no lo lograron. La sabiduría convencional pone mucho énfasis en cambiar quién eres. Pero la evidencia científica muestra que cambiar el carácter es más fácil decirlo que hacerlo. Nuestra personalidad central no es fácil de modificar demasiado a través de la vida. Afortunadamente no necesitas cambiar quién eres como persona para hacer cambios duraderos para bien y conseguir cosas extraordinarias, sueños extraordinarios.

Por eso es clave que tengas un proceso formal para abordar el viaje. Debes cambiar el proceso, no tu personalidad. Siempre habrán fuerzas jugando en contra y otras a favor para conseguir tu gran sueño. Y no se trata de tener una gran fuerza de voluntad o motivación para torcer las fuerzas que te puedan impulsar hacia la oscuridad.

La ciencia muestra reiteradamente que tenemos una alta probabilidad de conseguir nuestros grandes objetivos enfocándonos primero en pequeños pasos.

Reiteradamente sobre pensamos demasiado el gran sueño y dejamos de hacer que pasen las cosas a través de pequeños pasos que nos llevarán a conseguir ese sueño. Esa es la clave, “piensa en grande, ejecuta en pequeño”. Escalar antes de tiempo tu sueño es fatal.

Pensamos que cambiando nuestro pensamiento lograremos cambiar conductas y acciones. Pero la ciencia muestra que al revés funciona muy bien, cambiando tus acciones cambiarás tu mente. Tus acciones informan a tu mente, lo que genera nuevas creencias que apoyan esa acción. Por ejemplo si quieres ser más agradecida, comienza a agradecer tres veces al día y tu cerebro comenzará a entender que eres agradecida y podrás ayudarte a comenzar una vida de agradecimiento. Tu percepción de ti misma cambia por la acción y tu mente te sigue. Pasamos tanto pensando e imaginando cambiar y al final no sucede nada.
 
Paso a detallar el proceso para alcanzar el 2020 el sueño que quieras proponerte y tener el mejor año de tu vida:

1. Definir muy bien tu propósito de vida de manera de ser coherente con el gran sueño que quieres para el año. Siempre mantén tu propósito en un post-it en tu computador o espejo del baño.

2. Definir el gran sueño que quieres lograr el 2020. Escríbelo en otro post-it bajo tu propósito. Puede ser aumentar mis clientes de 100 a 5,000, aprender alguna habilidad clave para por fin ser un líder extraordinario, tener andando mi nuevo negocio de innovación paralelo, leer 24 libros claves de negocios que cambien mi percepción de los cambios que se vienen y que me permita cambiar mi empresa para siempre, aprender a programar para quedar listo para trabajar como programador en Facebook, cambiar definitivamente a un trabajo que ame de verdad y levantarse todas las mañanas sea una delicia, conseguir lo que tengo que hacer en 3 años en un año, etc. Busca un sueño que te haga vivir la vida que realmente quieres vivir.

3. Bajar este sueño o gran objetivo, a 5 objetivos específicos sumamente claros que permiten alcanzar ese gran objetivo que definimos en el punto anterior. Deben ser muy fáciles de entender, cuantificables y accionables. Fíjate que estos 5 objetivos específicos comienzan a poner el sueño en algo simple y posible. Solo alcanzarás el sueño si comienzas a tener un plan con objetivos que lo permitan lograr. Tendemos a pasar horas sobre excitados y sobre preocupados por el gran sueño y perdemos de vista los objetivos que necesitamos lograr a través del tiempo. Y peor aun, muchas veces nos fijamos objetivos imposibles de lograr. Un objetivo imposible de lograr es un sueño, lo que significa que debes definir nuevamente objetivos específicos.
Todos los años entrevisto gente y le pregunto al final de diciembre si cumplió su gran sueño, el 85% se queda pegado solo en la intención. El sueño es un gran motivador pero solo mantenerse enfocado en él sin acción terminará con nada sobre la mesa al final de cada año.

4. Para cada objetivo específico escribe la lista de pasos simples inmediatos que necesitas para lograr cada uno de los cinco objetivos. Deben ser lo suficientemente pequeños y cuantificables para que realmente lo ejecutes. Ahí está el secreto. Pequeños pasos. Gasta tu energía ahí y felicítate cada vez que logras cumplirlos. Esto te va de a poco acercándote a tu sueño. Los pequeños pasos se deben ir calibrando correctamente para que vayan sucediendo. Por eso experimentar e ir aprendiendo es muy importante. Tienes que mantenerte moviendo y avanzando cada día y generando pequeños progresos y victorias (keep walking).

5. Pregunta a tu mentor o personas de tu equipo que opinan de lo que estás haciendo con el fin de generar feedback. Muchas personas ya han conseguido tu sueño y pueden ayudarte a obtener aprendizaje validado muy útil. También puedes leer libros donde personas relaten sus historias de como lograron a través de pequeños pasos, aprendizaje, disciplina, determinación y paciencia alcanzar sus grandes sueños. Esto no es un viaje lineal.

6. Crea una rutina muy clara de ejecución de los pasos para alcanzar tus 5 objetivos que te permitirán alcanzar tu sueño del año 2018. Cierra espacios estrictos en tu agenda. En esos espacios enfócate y no pierdas tiempo en actividades que no tengan que ver con la actividad. Elimina toda distracción. (Ver articulo relacionado aquí)

7. Los domingos en la noche o lunes a primera hora revisa tus avances y escribe las lecciones aprendidas y revisa y refina el plan para la semana. Si hay que cambiar o mejorar algo, procede modificando. Es tu hora de reflexión. Celebra tus pequeñas victorias.

8. Usa todo recurso creativo para acelerar aprendizaje, cambiar a tu favor el contexto, generar gatilladores que te impulsen positivamente, cumplir tu agenda de trabajo, reducir procrastinación, aumentar foco, probar y cambiar.

No te olvides que la acción lidera tu mente y le informa que estás avanzando. Esas pequeñas victorias son gasolina en tu mente para avanzar. La acción a través de pequeños pasos simples, repetitivos, consistentes, bien dirigidos y exitosos crean el coraje, crean la motivación, la determinación y el éxito.

Verás como aumentas considerablemente la probabilidad de tener el mejor año de toda tu vida. Las personas y equipos extraordinarios cumplen sus sueños a través de esta metodología.